Estrategia Regional de Emprendimiento, Innovación y Autónomos

La CE considera que, para lograr una Europa más competitiva, es necesario que los distintos territorios intensifiquen su especialización de acuerdo con sus ventajas competitivas, a fin de que la reorientación inteligente de sus sectores productivos pueda dar respuesta a los retos globales. Europa ha incentivado la elaboración e implementación de las Estrategias de Investigación e Innovación para una Especialización Inteligente (Research and Innovation Strategies for Smart Specialisation) - RIS3, en los distintos territorios para el periodo 2014-2020.

A nivel regional, el análisis del conjunto de actividades económicas revela que el patrón de especialización económico de Castilla y León está definido por 5 grandes macroactividades:

  • Automoción, Componentes y Equipos.
  • Agroalimentaria.
  • Salud y Calidad de Vida.
  • Energía y Eficiencia Energética.
  • Hábitat y Construcción.

Completado por una macroactividad horizontal a todas: Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones.

Paralelamente, el III Acuerdo Marco para la Competitividad e Innovación Industrial establece que para avanzar hacia un modelo de innovación basado en la especialización inteligente es necesario una integración cada vez más intensa de la estrategia de innovación con la estrategia de especialización sectorial, lo que permite una fácil adaptación al esquema exigido por la UE y abordar estrategias que faciliten el fortalecimiento y competitividad de los sectores sobre las que basar las prioridades de la Comunidad.

En las nuevas políticas desarrolladas en Europa, a través de las Estrategias de Especialización Inteligente, los clústeres son considerados importantes agentes de innovación, al igual que en el Programa Marco de Investigación e Innovación (2014-2020)-Horizonte 2020.

La Junta de Castilla y León, a partir del enfoque de especialización sectorial que establece la RIS3 regional, y con el objetivo de pivotar el cambio del modelo productivo regional centrará sus en esfuerzos en realizar un apoyo estratégico a Agrupaciones Empresariales Innovadoras (Clústeres).

Desde una perspectiva global, el mundo está cambiando a una velocidad vertiginosa. Nuestra economía, y la sociedad en general, están adaptándose continuamente a los amplios avances técnicos y tecnológicos, a la expansión demográfica mundial, y a la cada vez mayor escasez de recursos.

De este modo, los sectores, y las empresas que conforman éstos, tienen que innovar y adaptarse a estos cambios, desarrollando organizaciones más flexibles.

Todos estos cambios podemos encuadrarlos en dos Macrotendencias:

- La transformación digital de las industrias y de los servicios denominado Industria 4.0.
- La transición a una economía sostenible (que integra tanto los conceptos de Economía Circular, como de Bioeconomía).

Para ello, partiendo del modelo de innovación abierta y de colaboración entre agentes que preside la Estrategia de Emprendimiento, Innovación y Autónomos, se prevé afrontar estos retos a través de dos Planes de Actuación: Industria 4.0 y Bioeconomía.

Los habilitadores digitales o Tecnologías 4.0 son elementos que posibilitan la transformación digital de la industria.

Las habilitadores digitales permiten que dispositivos y sistemas colaboren entre ellos y con otros, permitiendo modificar los productos, los procesos y los modelos de negocio y crear así una industria inteligente. La digitalización constituye una oportunidad clave para la mejora de la competitividad de la industria regional en un mercado cada vez más global.

En concreto, los habilitadores digitales que se consideran pilares fundamentales de la transformación digital de la industria son los siguientes:

  • Big Data y análisis
  • Sistemas de integración horizontales y verticales
  • Ciberseguridad.
  • Inteligencia artificial
  • Robótica avanzada
  • Cloud computing
  • Fabricación aditiva (impresión 3D
  • Simulación (la fábrica virtual).
  • Realidad aumentada.
  • Internet Industrial de las cosas ,(IoT – Internet of Things

El fortalecimiento de clústeres forma parte, desde hace años, de la estrategia europea de innovación y además se establece que los clúster son una pieza importante en su implementación en la Estrategia RIS3 de Castilla y León.

Se van a realizar las siguientes actuaciones:

Consolidación y Soporte a los Clústers.

Castilla y León, en este sentido, ha definido una política de clústers alineada con los principales ejes de especialización sectorial de nuestra economía, entendiendo éstos como elementos esenciales para desarrollar actuaciones y proyectos en cooperación entre empresas y agentes de innovación, con el fin último de fortalecer la innovación y competitividad de la economía regional:

 

AUTOMOCIÓN,
COMPONENTES
Y EQUIPOS

   
 
VITARTIS
 

TOTAL SOCIOS: 47  

 
VITARTIS
 

TOTAL SOCIOS: 33  

 
     

ENERGÍA Y
MEDIOAMBIENTE
INDUSTRIAL

   
 
VITARTIS
 

TOTAL SOCIOS: 48  

 
VITARTIS
 

TOTAL SOCIOS: 148  

 
     

SALUD Y
CALIDAD
DE VIDA

   
 
VITARTIS
 

TOTAL SOCIOS: 22  

 
VITARTIS
 

TOTAL SOCIOS: 25  

 
VITARTIS
 

TOTAL SOCIOS: 45  

 
     

AGROALIMENTACIÓN

   
 
VITARTIS
 

TOTAL SOCIOS: 67  

 
     

HÁBITAT

   
 
VITARTIS
 

TOTAL SOCIOS: 67  

 
     

TECNOLOGÍAS DE LA
INFORMACIÓN Y
COMUNICACIÓN

   
 
VITARTIS
 

TOTAL SOCIOS: 75  

 
     

TURISMO,
PATRIMONIO Y
LENGUA ESPAÑOLA

 
 
VITARTIS
 

PREVISTO  

 

A lo largo de la historia reciente, muchos líderes de opinión han alertado sobre los límites del crecimiento económico y del riesgo de sobreexplotación de los recursos naturales, pero sólo recientemente los países han empezado a considerar estas amenazas. Con la estimación realizada por Naciones Unidas de una población mundial de cerca de 9 mil millones para el año 2050 y en un contexto de recursos naturales limitados (combustibles fósiles, escasez de agua potable) y de cambios producidos por el cambio climático, entre otros condicionantes, es necesario y urgente un planteamiento diferente de nuestro sistema económico. La Bioeconomía, por tanto, abarca tanto la producción de los recursos biológicos renovables, como su conversión en alimentos, piensos, productos de base biológica y bioenergía Los sectores que comprende tienen un fuerte potencial de innovación debido al uso de una amplia gama de ciencias (ciencias de la vida, agronomía, ecología, ciencia de la alimentación y ciencias sociales), las tecnologías facilitadoras e industriales (biotecnología, nanotecnología, tecnologías de la información y la comunicación (TIC), y la ingeniería), y el conocimiento.

La Comisión Europea adoptó una estrategia (13 de febrero de 2012) sobre «Innovación para un crecimiento sostenible: Una bioeconomía para Europa (InnovationforSustainable Growth: A Bioeconomyfor Europe ). Esta estrategia propone un enfoque integral para abordar aspectos ecológicos, ambientales, de energía, suministro de alimentos y de recursos naturales que desafían a Europa y a los que se enfrenta ya el mundo entero en la actualidad, como se ha comentado anteriormente.

España, por su gran potencial agroalimentario, su capacidad demostrada en el mundo de la investigación en este ámbito, y la disponibilidad de espacios geográficos en el ámbito rural, define la Estrategia Española de Bioeconomía - Horizonte 2030, basada en la trilogía ciencia, economía y sociedad, y en la que los sectores agroalimentario y forestal tienen un papel fundamental.

Alineada con estas Estrategias, se define las Bases de un Programa estratégico en Bioeocomía en Castilla y León ( Castilla y León dispone también de un potencial indiscutible para posicionarse en el modelo de bioeconomía de Europa 2020, Prioridad temática 1: Agroalimentación y recursos naturales, que incluye también la producción forestal especialmente por la convergencia en aspectos relacionados con la bioeconomía –materias primas, bioindustrias y biorefinería, etc.- de la Estrategia Regional de Investigación e Innovación para una Especialización Inteligente (RIS3) de Castilla y León 2014-2020).

Los objetivos estratégicos definidos son:

  • Fomentar el desarrollo de proyectos de I+D+i regional en materia de Bioeconomía, favoreciendo la generación de conocimiento y el desarrollo de soluciones biotecnológicas para su incorporación al mercado y a la industria regional.
  • Fomentar la creación de nuevas industrias y actividades económicas y la diversificación de actividades productivas, basadas en la transformación de recursos de tipo biológico y en el desarrollo de nuevos bioproductos y servicios.
  • Maximizar el potencial de la Bioeconomía en Castilla y León, con especial atención al ámbito rural, fomentando la presencia en nuevos mercados y la demanda de este tipo de recursos y productos.





Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.